9/06/07

El vuelo


Desde niña una de las cosas que más quería hacer en mi vida fue volar, sólo lo podía hacer en mis sueños y muchas veces en ese preciso momento algo pasaba que me hacía despertar y nunca concluir el vuelo. Y dije "quería" porque por unos momentos lo pude hacer.

Eran ya casi las seis de la tarde y Chico y yo llegábamos a nuestro primer destino. Era un lugar bastante desolado, deshabitado (o al menos eso parecía); pero al fin y al cabo era el lugar donde pasaríamos la primera noche.

Chico me dijo sorprendido y señalando hacia la derecha: sabes dónde estamos? Ni siquiera respondí, sólo miré hacia donde él me señalaba y logré ver algo increíble...eran ellos, sí ellos, los de mi sueño; aquellas personas aladas que el común de la gente los llaman "ángeles" No lo podía creer, son ellos! Vamos Chico, le dije, vamos a volar con ellos. Chico no decía nada ni se movía, estaba sorprendido ante esta primera imagen...Vamos Chico! y lo tomé de su mochila dirigiéndome hacia "ellos". Ya cerca sentí una emoción enorme, tan cerca y tan lejos, pero era el momento, eran ellos y era yo...

Cuando abrí los ojos miré hacia abajo y sí, volaba, volaba con ellos...con él, tanto tiempo esperando ver ese rostro y sentir esas alas, flotar, atravesar, navegar el cielo...el aire rozando mis cabellos como una perfecta sinfonía. Todo desde arriba y a su lado se veia tan pequeño y tan inmenso a la vez. Cerré los ojos y cuando los abrí Chico estaba conmigo, oliendo mi aliento cansado pero satisfecho al fin. Vamos Chico, sigamos...

1 comentario:

Romeo dijo...

Me gustan las fotos, el color, el tipo de letra, las historias, sobre todo eso, las historias tan surrealistas y tan reales a la vez, siento estar atravesando una pintura de Dali o una película de Kubrick. Gracias Chio